CLICK HERE FOR BLOGGER TEMPLATES AND MYSPACE LAYOUTS »
Photo Flipbook Slideshow Maker

Porque no solo se trata de decir "NO"...

¿Cuántas veces has leído o escuchado el clásico "Dile no a Ana y Mia"?...

Es muy fácil decir eso... ¿no?¿y entonces?...¿ como le haces pera perder peso?, para ser la divina princesa, que quieres ser?

Yo creo que cuando te dicen no y te quitan una opción deben darte otra ; no permitas que te cierren el camino con un simple "SI" o "NO", siempre hay otra opción, sólo hay que encontrarla.

Este no es propiamente un blog Pro-Ana y Mia, tampoco esta en contra, simplemente quiero darte una opción más de donde elegir, para que te des cuenta de que Ana y Mia no son el único camino para llegar a ser una princesa.


Ponte una meta sana, cumplela y mantenla !!!
Diet weight loss

jueves, 5 de febrero de 2009

Belly-dance


La danza del vientre es una danza que combina elementos tradicionales de Oriente Medio junto con otros del Norte de África.
En
árabe se la conoce como raqs sharqi رقص شرقي ("danza de oriente") o en ocasiones raqs baladi رقص بلدي (danza "nacional" o "folk"). El raks baladi es una danza muy elemental, prácticamente sin desplazamientos y con movimientos principalmente de cadera. A la evolución de esta danza se la llama danza del vientre o raks sharki en Egipto.
El término "belly dance" (en español 'danza del vientre') es según algunos una mala transcripción o transliteración del vocablo que designa el estilo de danza beledi o baladi y suele atribuirse a Sol Bloom, director de espectáculos en la Feria Universal de
Chicago de 1893.
El raks sharki incluye movimientos del
folclore egipcio, danza clásica y contemporánea, con grandes desplazamientos, vueltas y movimientos de todas las partes del cuerpo, pero sobre todo de la cadera.
En
Turquía, a la danza del vientre se la conoce como gobek dans o rakasse (ritmo turco).

Los beneficios de la danza oriental son tanto físicos como mentales. El baile es un buen ejercicio cardiovascular, ayuda a mejorar tanto la flexibilidad como la fuerza. Se centra principalmente en los músculos del torso, si bien también mejora la fuerza en las piernas. Muchos estilos de baile hacen hincapié en trabajar de forma aislada los músculos, enseñando a mover varios músculos o grupos musculares de forma independiente. Las rutinas que incorporan el velo también fortalecen los brazos, los hombros y el tronco superior en general, mientras que los crótalos aumentan la fuerza de los dedos, trabajándolos uno a uno. La danza oriental es apropiada para todas las edades y para personas de cualquier constitución, siendo el bailarín quien controla el nivel de exigencia física. Para muchos de sus defensores es beneficiosa para la mente, ya que fomenta la autoestima, mejora el grado de bienestar de quienes disfrutan practicándola regularmente.
Algunos médicos lo recomiendan a sus pacientes para recuperarse del parto, así como preparación para el mismo, ya que los movimientos fortalecen y aportan tono muscular a la zona pélvica.

La danza oriental y la pérdida de peso
Aparte de ser una manifestación artística, la danza oriental se ha adaptado como programa de ejercicio. Al tratarse de un entrenamiento cardiovascular completo y fortalecer los músculos abdominales, está ganando popularidad entre hombres y mujeres que desean perder peso, ganar flexibilidad y firmeza y perder barriga de forma rápida. Una sesión intensa de sesenta minutos puede quemar alrededor de 330 calorias.





0 comentarios:


wmode="transparent" align="middle" type="application/x-shockwave-flash" />