CLICK HERE FOR BLOGGER TEMPLATES AND MYSPACE LAYOUTS »
Photo Flipbook Slideshow Maker

Porque no solo se trata de decir "NO"...

¿Cuántas veces has leído o escuchado el clásico "Dile no a Ana y Mia"?...

Es muy fácil decir eso... ¿no?¿y entonces?...¿ como le haces pera perder peso?, para ser la divina princesa, que quieres ser?

Yo creo que cuando te dicen no y te quitan una opción deben darte otra ; no permitas que te cierren el camino con un simple "SI" o "NO", siempre hay otra opción, sólo hay que encontrarla.

Este no es propiamente un blog Pro-Ana y Mia, tampoco esta en contra, simplemente quiero darte una opción más de donde elegir, para que te des cuenta de que Ana y Mia no son el único camino para llegar a ser una princesa.


Ponte una meta sana, cumplela y mantenla !!!
Diet weight loss

martes, 20 de enero de 2009

Baja autoestima

Para aprender a salir de un estado de baja autoestima, empiezo por reconocer qué es ese estado tan espantoso y qué lo provoca en mí. Una vez que comprenda eso, podré saber qué camino tomar.
Cuando...
no soy amable conmigo mism@
desprecio las cosas buenas que sí tengo
me siento incapaz e impotente
me dejo influir por los demás
culpo a los otros de mis propias debilidades
actúo a la defensiva
no me quiero
...todas esas son señales de una baja autoestima.
¿Reconozco algo en la siguiente lista?
“Creo que no valgo mayor cosa.”
“Ellos tienen la culpa....”
“Si las personas a mi alrededor fueran diferentes, mi vida sería diferente.”
Todos esos son pensamientos que restan en vez de sumar.
Todo eso proviene de pensamientos muy poderosos dentro de mí. Esos pensamientos generan creencias muy arraigadas, muy poderosas y claramente nefastas.
Esos pensamientos me quitan poder, me empequeñecen y me disminuyen.
Allí está la clave para comprender la razón de mi baja autoestima:
La dirección de esos pensamientos es destructivaVeamos cada ejemplo de autoestima baja por separado:
Sentir que no valgo nada es lo peor que puedo sentir en esta vida. Es descalificar la esencia de lo único que es verdaderamente mío: yo mism@. Si siento que no valgo nada, entonces nada de lo que soy, tengo o hago tiene ningún sentido.
Por desesperación, termino buscando al menos un culpable para desahogarme un poco. Pero la culpa nunca me llevará en una dirección positiva. No me ayuda, no me construye, no me señala una dirección de salida. Sólo me hunde y oscurece más el panorama de por sí nefasto.
Culpar a los demás es darles poder sobre mi vida: si ellos cambian, yo mejoro.
Mi bienestar – mi autoestima – ¿depende de lo que ellos hagan o no hagan?
En ese caso mi vida está en sus manos... ¡Qué horroroso sentir que no tengo control de lo que sucede con mi vida!
¿En manos de quién he puesto mi vida?¿Quién está sentado en el asiento del conductor en mi vida?
Quiero decir que yo y solo yo – y así debe ser. Pero la verdad es que he permitido que se fueran acomodando dentro de mi mente las opiniones de muchas personas.
La opinión de alguien que en algún momento...
se burló de mí
me dijo que yo no podía hacer esto o aquello
me trató mal
se enojó conmigo
me atemorizó
me desaprobó
me advirtió que debo vivir así o seré castigad@
me aseguró que no valía nada
me quitó su amor por no obedecer
...y quién sabe cuántas cosas más.
Esas personas (que ahora están dentro de mi mente) son las que yo permito que se turnen en el asiento del conductor en mi vida.
Allí está la clave de mi baja autoestimaSigo dándole la autoridad a esas vocecillas dentro de mí.
Mi baja autoestima persiste porque sigo permitiéndole a esas vocecillas que gobiernen mi vida.
Sigo aceptando su opinión de que yo no valgo nada, de que no puedo tomar mis propias decisiones ni tengo la capacidad de elegir mis propios pensamientos.
Mi baja autoestima dejará de mortificarme cuando yo me siente en el asiento del conductor y elija la dirección de los pensamientos que quiero en mi mente.
Cuando yo asumo el control, tomo cada una de esas opiniones y la reviso. Si siento que me construye, me integra y me libera, entonces adopto esa opinión o ese pensamiento como mío.
Si por el contrario, esa opinión me destruye, me empequeñece y me hace sentir mal, la reformulo o sustituyo por otra que sí me construya.
Fabuloso, pero ¿cómo lo hago?En las páginas siguientes podré explorar las opciones que tengo para cambiar mi baja autoestima por una adecuada apreciación de mí mism@.
Encontraré mapas y herramientas para saber cómo salir de este laberinto.
Encontraré cursos, ejemplos y prácticas que me facilitarán moverme desde donde ahora estoy hacia donde quiero llegar.
Aprenderé más sobre este asunto de mi esencia que ahora me parece tan lejana, pero que en realidad está muy cerca, solamente esperando a que yo haga un poco de silencio para que pueda sentirla.

0 comentarios:


wmode="transparent" align="middle" type="application/x-shockwave-flash" />